He ido varias veces a Gamarra. A hacer notas, a comprar ropa, telas, pero nunca a comer. Siempre hay una primera vez. Este fin de semana me invitaron a la inauguración de un restaurante “gourmet”. El acontecimiento fue alucinante, no era uno sino varios restaurantes que abren sus puertas desde lo alto de un centro comercial. Era algo así como el recordado “Sky room del Hotel Crillón”

Aquí no encontraran cadenas de “fast food”, sino comida de verdad, verdad.


Si tiene tiempo lo invito a darse una vueltita por ahí.