Hace unos días me compré un Galaxy S III. Espectacular. Dicen que es muy parecido al IPhone pero como nunca he tenido uno, éste me parece alucinante.
Ahora por ejemplo estoy usándolo para postear en el blog. A ver que tal sale. Si les gusta, empezaré a hacerlo más seguido y más corto. Me quedaría sin pulgares si escribo una hoja

Hoy llegué a la conclusión que el embarazo es una especie de tortura china. O sea lindo, tierno, emocionante pero siempre hay que  estar aguantando algo. Sé que hay procesos complicados y que la estoy pasando bien pero hay que ser sinceros.

Las ganas de tragar porque sino engordas mucho. Las ganas de tomar alcohol porque le hace mal al bebé. Las ganas de correr porque sientes que el vientre se tambalea. Las ganas de usar tacos porque si te caes es peor. Las ganas de echarte boca abajo porque la barriga no te deja. Hasta las ganas de llorar porque dicen que le pasas la tristeza a tu hijo. Y en el sexo….mejor eso no les cuento.

Ah! Me olvidaba de algo, para mi importante,  las ganas de comer sal porque que los pies se te hinchan. Por  lo menos eso me pasa a mí. El ginecólogo me dijo que era por herencia de mi mamá pero estoy casi segura que cada vez que duermo menos de 7 horas, mis pies se transforman en tamales chinchanos….y de chancho, encima jajaja. Ven ese hueco en mi tobillo?  Sólo apreté un poquito…