Lo mejor de la nueva escenografía, es la mesa de conducción. Como es grande y cerrada, podemos tener a la mano algunas cosas, sin que ustedes se den cuentan. Hoy por ejemplo, fui al noticiero con unas botas blancas que no iban con mi ropa, pero qué rico abrigan. No son como las marrones tipo esquimalque alguna vez les enseñé, pero cumplen su función bastante bien.


Sin embargo, siempre existe la posibilidad que tengamos que salir de cuerpo entero y por eso, a cierta hora, me cambio.


A veces los comerciales quedan cortos, sobre todo cuando hay que desamarrar toda la bota, sacarse las medias de polar y ponerse los tacos. Ahora fue muy gracioso porque en medio de este ritual, el director de cámaras dijo por el audífono: “Prevenidos, quedan 10 segundo”. Solo logré sacarme una bota.

Ya en el bloque en el segundo bloque de Gonzalo pude hacer las cosas con calma. Además necesitaba estar bien sentada para sacarme las pantys, se imaginan salir en el noticiero con la media rota, ja.

Creo que la gracia me costó un resfrío, una más.