Siempre he querido enseñar la cantidad de maquillaje que me pongo en la cara. Lo hacemos todos los que salimos en televisión. Y yo, uso lo mínimo, así que alucinen al resto. Cada vez que me desmaquillo y veo el pañito, sucio, de varios colores, negro y marrón, pienso en las secuelas. Pobre mi «cacharrito». Bueno, es parte del trabajo.

Nunca pude grabarme, necesitaba una tercera mano y ésa, fue la de mi amigo Luis Carlos Burneo, más concido en las redes sociales como Spencerlandia.

Con ustedes La Gran Transformación, je.