Escuchar a los abogados de Aprodeh y a los fujimoristas opinar en el mismo sentido, es extraño. La verdad, asusta. Ahora ambos grupos están en contra del Juez que sentenció a Alberto Fujimori, y cuestionan al Ministro que presentó un recurso de nulidad contra la sentencia que favoreció a los miembros del Grupo Colina. De ninguna manera creo que estén de acuerdo, sólo me pregunto qué clase de gobierno tenemos, que logra poner a los “archienemigos” en una misma e incómoda vereda.

A una semana de los “Chavinaudios” continua el enredo entre el proceso que ya terminó en el Poder Judicial, y el que está pendiente en la Corte Interamericana de Derecho Humanos sobre las ejecuciones extrajudiciales. Lo único claro es que se está beneficiando a los “malos” y perjudicando a los “buenos”.


Cronología
1. En marzo del 2011 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos presentó ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos una demanda contra el Estado peruano. Para la Comisión sí hubo ejecuciones extrajudiciales luego del operativo Chavín de Huántar. Por ello recomendó investigar los hechos relacionados a violaciones de los Derechos Humanos, en relación a los autores materiales. Se pedía que el proceso se realice de manera imparcial, efectiva y dentro de un plazo razonable con el objeto de esclarecer los hechos en forma completa, identificar a los autores y sancionarlos. Todo esto en el fuero ordinario y no militar, como se había hecho en el Perú en el 2002. Ése año, empezó el problema.

2. El 31 de mayo del 2012 se realizó la reunión-almuerzo de dónde salieron los llamados «Chavinaudios». Los invitados eran el entonces Presidente del Poder Judicial César San Martín, el entonces Ministro de Justicia Juan Jiménez, el entonces agente del Perú ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos Pedro Cateriano y la entonces jueza Carmen Rojjasi. 3. En octubre del 2012 la 3era Sala Penal Liquidadora del Poder Judicial absolvió a Vladimiro Montesinos, Nicolás Hermosa Ríos y Roberto Huamán Azcurra de ser los autores mediatos de las ejecuciones extrajudiciales realizadas después del operativo Chavín de Huántar. Es importante puntualizar que los Comandos NO estuvieron incluidos en este proceso. La presidenta de la Sala era la ex jueza Carmen Rojjasi. El fallo decía que el emerretista Eduardo Cruz Sánchez, alias, «Tito» fue ejecutado luego de rendirse, pero que se trató de un hecho aislado, que NO contó con órdenes superiores. Además precisa que quien debía responder por ese asesinato era Jesús Zamudio Aliaga, prófugo de la justicia. Sobre los terroristas Hernán Luz Meléndez Cueva y Víctor Salomón Peceros Pedraza, la Sala señaló que no fueron ejecutados extrajudicialmente. Cabe indicar que 3 días antes de esta sentencia la Jueza salió del cargo.

4. En julio del 2013, La Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema ratificó, en última instancia, la sentencia de absolución en favor de Montesinos, Hermosa Ríos y Huamán Azcurra. La Sala es presidida por César San Martin, ex Presidente del Poder Judicial. Ahí, se cerró el caso en el Perú.

Entonces, los abogados de los colectivos pros Derechos Humanos van a presentar ante los Tribunales Internacioanes los «Chavinaudios» como una prueba de que no se ha investigado debidamente el caso Chavín de Huántar. Eso, es precisamente lo que está pendiente en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, determinar si el Estado peruano investigó, procesó y sancionó correctamente a los responsables de las ejecuciones extrajudiciales perpetradas luego del exitoso operativo.La Dra. Gloria Cano de Aprodeh, me dijo que si la Corte acepta los Chavinaudios, podría pedir al Perú que haga un nuevo proceso en el Poder judicial que podría incluir a TODOS, incluso a los Comandos Chavín de Huántar. Justamente lo que NADIE quiere en este país.

El Ejecutivo dice que defiende a los valerosos Comandos. Pero, podría suceder exactamente lo que dicen que no quieren que suceda.

Ahora puedo responderme la pregunta con la que empecé el post, ya sé qué clase de gobierno tenemos.