Esta semana hemos cumplido nueve años al aire. ¡NUEVE!. Toda una vida. Por eso, cuando digo que somos como esposos, no es broma. Con solo mirarnos sabemos qué va a decir el otro. Discutimos, reímos, nos llamamos la atención, conversamos, bromeamos. Varias veces hemos estado con los ojos vidriosos, a punto de llorar. Se notaría al aire. Ven, como un matrimonio. Y por supuesto, como en toda relación, también hay celos y traición.


Miren, lo que encontré en su computadora, con otra. Me sacó la vuelta.


Y no es una foto de compromiso, miren cómo él mismo se toma una foto con Angélica Valdés. Con las cabecitas juntitas. Como si fueran íntimos amigos. Angélica es inocente, la conozco. Él, es el único responsable. Cuatro días, y se olvidó de mí. Todos son iguales.



Esto, merecía un castigo….


Perfecto, justo hoy estuve con un vestido que parecía de látex. No había látigo, pero sí la correa de un camarógrafo.


Como diría Reina, de Al fondo Hay Sitio: ¡Basuuuuura!




Federico, es un digno representante del “sexo fuerte”, se sometió, como todos, jajajajaja


Ja, ja, ja.