Esta mañana Nancy Obregón tuvo un “encontrón” con un periodista gráfico de Perú 21. Con un quiñe en la ceja, David Vexelman, fue a la comisaría de San Andrés a poner una denuncia por agresión contra la exparlamentaria. A esta hora está pasando por el médico legista.


Si hubiera sido sólo un empujón se podría decir “gajes del oficio”, pero una patada en los genitales, es demasiado. Periodistas de Perú 21 están en el área de seguridad del legislativo pidiendo las imágenes de las cámaras de seguridad que habrían registrado los golpes.


El fotógrafo dice que solo le tomaba fotos, como hace cada vez que ve a un personaje conocido. Nancy Obregón sigue en el Congreso pero aún no ha dicho nada.