Hoy, Gabriela írá a las empresas de telefonía celular a exigir que le muestren la firma y huella digital de los contratos que ella nunca hizo. Esperamos que se los entreguen. Ésto, al margen de acudir OSIPTEL y presentar una denuncia por falta de idoneidad en el servicio contra Claro, Movistar y Nextel. ¡Qué tal raza! ¿Por qué ella tiene que estar preocupada, caminando de un lado a otro, estresada y gastando plata? Gabriela es víctima , no culpable.